10 Consejos importantes a la hora de los exámenes

Aunque el curso esté a punto de terminar.
Aunque hasta ahora no hayas obtenido buenos resultados.
No lo des todo por perdido y presta atención.
Sólo te pediré unos minutos.
El examen debería ser tan solo la culminación de todo proceso de aprendizaje.
Es la prueba que valora nuestro nivel de conocimientos adquiridos. De ahí la frase que se repite desde siempre “es necesario llevar las asignaturas al día”. Pero si cuando estás leyendo esto crees que he llegado un poco tarde, con más razón para que prestes mucha atención a los siguientes consejos que he dejado para ti:

 Coge un calendario y señala las fechas de los exámenes previstos de aquí a final de curso.
 En una hoja de papel anota el contenido que te entra de todos y cada uno de ellos.
 Ten en cuenta en qué van a consistir. Es decir, cuál será el tipo de examen: preguntas cortas, tipo test, preguntas largas y cuántas, parte práctica, problemas, etc. Si careces de esta información, pregunta a tu profesor. No le parecerá mal, todo lo contrario, le demostrarás que tienes interés por su asignatura y eso lo tendrá en cuenta.
 El día antes no deberías estudiar el examen. A lo sumo, haz una lectura general.
 La noche antes, duerme bien. Tu mente lo agradecerá. Estará más despejada.
 La duración del examen es fundamental. No es lo mismo que dispongas de 50 minutos, de una hora o de hora y media. Distribuir el tiempo es clave, es un factor que has de saber controlar. No olvides llevar un reloj y, de vez en cuando, controla que no te falte.
 Respecto al consejo anterior, si por casualidad te bloqueas en alguna de las preguntas, pasa a la siguiente y, si la sabes, contéstala. Ya tendrás tiempo de volver sobre la anterior.
 Fíjate muy bien en lo que te preguntan. Una mala interpretación puede tener como resultado un suspenso.
 No entregues nunca un examen sin antes haberlo repasado. Hay veces que nos damos cuenta de un error simplemente con verlo en la hoja de papel.
 Finalmente, si el resultado consideras que es injusto, pide revisar tu examen. No se trata tanto de reclamar como de comprobar tus aciertos y tus errores.