Si tienes que recuperar asignaturas en verano necesitas, sin falta, programar el tiempo, los días, que has de invertir para conseguir el aprobado en tus exámenes.

Claves y herramientas esenciales en toda Programación de tus exámenes:

  • Hazte, a modo de plantilla y de cada asignatura que debas preparar, un calendario en blanco con los diferentes días del mes.
  • Recopila todo aquello donde se encuentre el contenido que tengas que aprenderte, (libro de texto, apuntes, cuaderno, láminas, resúmenes, esquemas…).
  • Apunta el día exacto del examen en el que tus profesores evaluarán tu grado de conocimiento.
  • Selecciona bien todo el contenido que tengas que preparar y sólo el que tengas que preparar.
  • Ten muy presente el tipo de examen que vas a realizar, el tiempo del que vas a disponer y, sobre todo, los criterios de calificación que tendrá en cuenta tu profesor.
  • Decide el tiempo diario que consideras imprescindible dedicar para poder aprobar esa asignatura (media hora, una hora, hora y media…).
  • Anota en cada una de las casillas del calendario y que corresponden a cada día del mes, el contenido que eres capaz de asimilar en el tiempo (media hora, una hora…) que, según el punto anterior, has considerado dedicar a su estudio.
  • Contempla, al menos cada tres días, un tiempo extra para repasar el contenido visto hasta ese momento. El repaso es siempre el mejor aliado contra el olvido.
  • Cada seis o siete días haz repasos que incluyan contenidos más extensos.
  • Hazte un control, una prueba escrita, un examen, al menos cada 15 días, de todo aquello que hayas estudiado hasta el momento. La autoevaluación es otra de las estrategias básicas en el aprendizaje.
  • Deja los tres últimos días previos al examen para lo siguiente: repaso del cincuenta por ciento del contenido el primer día, repaso del cincuenta por ciento restante el segundo día y control exhaustivo y similar al que vas a sufrir al día siguiente para el tercer día. Intentar aprender contenidos nuevos el día anterior al examen es un error que nunca debes cometer.

Preparar un examen y aprobarlo no es tarea difícil si eres capaz de programar el tiempo que necesitas para ello. Una correcta Planificación es una estrategia esencial si quieres que tu tiempo de estudio sirva para algo y sea, en consecuencia, eficaz y productivo.

 

-José Manuel Romero####****####****####****